Durante muchos años el estudio y tratamiento de los trastornos del sueño era “tierra de todos y tierra de nadie”, es decir, era materia en la cual participaban de forma aislada neurólogos, psiquiatras, psicólogos, etc. Pero realmente al paciente con algún trastorno del sueño, no se le estudiaba de forma integral como debe ser.

Con el paso de los años, se ha intensificado el desarrollo de la investigación clínica y de la investigación básica en Medicina del Sueño, así mismo, se han desarrollado avances notables en el conocimiento de la etiología de trastornos específicos del dormir y se han presentado avances sustanciales en técnicas que permiten estudiar la fisiología y fisiopatología del sueño, tales como la Polisomnografía y las Latencias Múltiples de sueño.

Del 24 al 26 de Agosto del presente, tuvo lugar el XI Congreso de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Medicina del Sueño (FLASS), así como el I Congreso de la Sociedad Chilena de Medicina del Sueño (SOCHIMES) en la ciudad de Santiago de Chile. Tuvimos la grata experiencia de estar allí y participar en las conferencias y mesas redondas que se desarrollaron durante el evento.

En el Congreso se abordaron las principales patologías en Medicina del Sueño, las cuales constituyen verdaderos problemas de salud pública, tales como: Insomnio crónico, Apnea Obstructiva del Sueño, Narcolepsia, Síndrome de Piernas Inquietas y Parasomnias entre otras.

Entre asistentes y ponentes, encontramos gente de Argentina, Brasil, Perú, Colombia y Guatemala, así como España y Estados Unidos. En este Congreso Internacional,  nos dimos cuenta de que en Sudamérica, Europa y los Estados Unidos, existen desde hace tiempo verdaderos equipos que estudian de forma conjunta las enfermedades relacionadas con el sueño.

Me refiero a equipos interdisciplinarios formados por varios especialistas que estudian y resuelven en forma conjunta diversos trastornos del sueño. Para aclarar esta idea, vamos a tomar como ejemplo el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS).

El paciente con SAOS es roncador crónico, el cual puede tener alguna alteración anatómica en la vía respiratoria alta o bien ser una persona obesa, lo cual altera la mecánica respiratoria. Los pacientes con SAOS presentan períodos mayores a 10 segundos de duración, en los cuales se interrumpe el flujo respiratorio. Estos períodos mayores de 10 segundos son llamados apneas.

Pues bien, en una Clínica de Sueño

Pin It on Pinterest

Share This