El término neuralgia se refiere a la presencia de dolor y la palabra trigémino se refiere al quinto nervio craneal que debe su nombre a que está compuesto por 3 ramas: oftálmica, maxilar superior y mandibular. El nervio trigémino tiene tanto funciones motoras como sensitivas.

Las principales funciones motoras son la motilidad de los músculos de la masticación (maseteros, temporales y pterigoideos) y la principal función sensitiva es la de dar la sensibilidad facial que está distribuida de manera concéntrica.

La Neuralgia del Trigémino es pues, la presencia de un dolor súbito, generalmente muy intenso y de duración variable, en una o varias regiones de la cara.

La Neuralgia Trigeminal se caracteriza por episodios de dolor paroxístico (súbito), punzante e intenso de segundos a minutos de duración que aumenta su frecuencia y que pueden pasar de ser aislados a múltiples veces por día. Este dolor se distribuye por el territorio de una las divisiones del trigémino, generalmente la segunda que abarca labio superior, ala de la nariz, mejilla y sien; o bien la tercer división que abarca labio inferior, mandíbula y región temporal. En ocasiones dolor puede abarcar estas dos divisiones a la vez.

El dolor es unilateral y puede haber situaciones que lo desencadenen como el morder, estornudar, el contacto con el aire frío o la palpación de ciertos puntos de la piel de la cara. Los pacientes suelen evitar masticar, afeitarse, lavarse la cara o cualquier otro estímulo en las zonas antes mencionadas para evitar que se desencadene el terrible dolor.

La intensidad del dolor es tal, que en ocasiones puede provocar gesticulaciones, lo cual le ha dado el nombre a esta neuralgia de “tic doloroso”.

Los episodios de dolor pueden presentarse durante semanas a meses y en ocasiones desaparecen por meses o años hasta su reaparición.

Existen dos tipos principales de neuralgia trigeminal de acuerdo a su causa:

1. Neuralgia Esencial.- Se llama así porque su origen no se conoce y el examen neurológico no revela deficiencias sensitivas ni motoras. Muchos casos que son estudiados a fondo, parecen tener su origen en la compresión de la raíz principal del trigémino en su entrada a la protuberancia (la parte media del tallo cerebral) por vasos sanguíneos aberrantes. Este tipo de Neuralgia es más frecuente en las mujeres y alrededor de la quinta década de la vida.

2. Neuralgia  Sintomática.- Es aquella en la cual se identifica una causa. Por ejemplo, el 3% de los pacientes con este tipo de neuralgia padecen Esclerosis Múltiple. Otras causas conocidas son las infecciones virales del ganglio trigeminal o compresiones de este o de la raíz principal del nervio por tumores como son los meningiomas, quistes, etc. En el examen neurológico, aquí si pueden objetivarse disminución de la sensibilidad en una o las tres divisiones del trigémino y también puede haber debilidad masticatoria.

Diagnóstico. Una vez con la sospecha clínica, se procede a solicitar estudios que puedan ayudar a esclarecer el diagnóstico preciso. La Resonancia magnética de cráneo con la aplicación de medio de contraste (poniendo especial atención en la fosa craneal posterior), puede descartar la presencia de lesiones compresivas o placas de desmielinización.

Tratamiento.- En el caso de Neuralgia Trigeminal de tipo esencial, los medicamentos anti-neuríticos pueden disminuir sustancialmente el dolor; mientras que en los casos de neuralgia de tipo sintomática, el tratamiento dependerá de la causa subyacente.

En términos generales y ante los casos de tratamiento inespecífico, una posibilidad efectiva de tratamiento es la descompresión microvascular del nervio trigémino en la fosa posterior.

Pin It on Pinterest

Share This