Seguramente usted ha conocido alguna persona que se queja a diario de dolores de cabeza que aparecen a cualquier hora y puede en ocasiones mantenerse constante durante todo el día.

Esta condición es conocida como Cefalea Crónica Diaria y es más común de lo que creemos. Generalmente esta cefalea es una complicación crónica de los dos tipos de cefalea más comunes: La Migraña y la Cefalea Tensional.

La Migraña es una enfermedad neurológica caracterizada por episodios de dolor agudo e intenso de la cabeza, la mayoría de las veces confinada hacia un solo lado (hemicraneal) y suele estar acompañada por nausea, vómito, intolerancia a la luz y al ruido (fono y fotofobia respectivamente) y sólo en algunos casos puede el paciente tener un “aviso” del dolor como son fenómenos visuales. Cuando una migraña es mal tratada o bien se cae en el abuso de analgésicos, el dolor se hace cada vez más constante y se convierte precisamente en Cefalea Crónica Diaria.

Por su parte, la cefalea tensional es causada por problemas emocionales, estrés, exceso de trabajo, etc. Clásicamente el dolor se localiza en la región frontal y occipital y a diferencia de la migraña es bilateral (holocraneana). Cuando el paciente no recibe valoración ni tratamiento y continúa su estado de ansiedad y estrés, el dolor se hace crónico y constante y desemboca también en Cefalea Crónica Diaria.

La Cefalea Crónica Diaria es incapacitante y causa en el individuo mal desempeño escolar, laboral y social, haciéndolo totalmente disfuncional y acarreándole aún más problemas que afectan su calidad de vida. Por otro lado, es importante mencionar que esta afección es difícil de tratar y de erradicar. Frecuentemente estos pacientes, ya han probado una gran cantidad de analgésicos sin resultados satisfactorios y todos ellos a altas dosis, lo cual generará a su vez problemas secundarios como son la gastritis medicamentosa y otros efectos adversos de estos fármacos.

Un paciente con Cefalea Crónica Diaria debe en primera instancia, acudir a un especialista para valoración completa y detallada de su problemática. Según el caso, se suspenderán los medicamentos que estén siendo tomados a altas dosis y que no han dado resultado. Se buscarán opciones de tratamiento farmacológico para erradicar esta cefalea y se recurrirá a otras modalidades de tratamiento que contribuyan a la mejoría del enfermo como son técnicas de relajación, actividades recreativas y cambio de hábitos perjudiciales.

Pin It on Pinterest

Share This