NUEVA Y PROMETEDORA TERAPIA NEUROLÓGICA

Es bien sabido que en el área de la Neurología, existen diversas enfermedades y trastornos que no tienen cura o que su control por medio de medicamentos puede ser difícil de alcanzar. De hecho, no son raros los casos de pacientes con enfermedades neurológicas, que tienen que tomar no uno, sino varios medicamentos a altas dosis para mantenerse “controlados” y esto les lleva a gastar mucho dinero mensualmente y también a estar en riesgo de sufrir diversos efectos colaterales.

Por lo anterior, desde hace tiempo se han buscado terapias alternativas a la farmacoterapia, que permitan obtener mejores resultados en el manejo clínico de las enfermedades, disminuir costos de tratamiento y minimizar efector adversos.

En el caso de las ramas que yo manejo (Neurología y Neurofisiología), ha surgido desde hace algunos años una nueva forma de abordar y tratar ciertas enfermedades neurológicas. El nombre de esta novedosa terapia es: Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva (EMTr), ¿pero qué significa esto?

La EMTr es una técnica neurofisiológica que permite la inducción de forma segura y no invasiva de ondas electromagnéticas en la corteza cerebral. De esta manera, la EMTr es capaz de modular la actividad cerebral en la región cortical afectada, permitiendo mejorar la conectividad entre neuronas y de esta forma inducir cambios deseables en la actividad cerebral, normalizando así diversas alteraciones.

¿En qué consiste la terapia con EMTr?

Es muy sencillo, el paciente acude a su sesión y se le coloca un gorro especial que contiene una bobina eléctrica, la cual estimulará directamente la corteza cerebral del paciente con ondas electromagnéticas. Durante la sesión el paciente puede estar tomando una soda, platicando, leyendo una revista, etc. Esta técnica no es invasiva, no es dolorosa y no requiere ninguna preparación en especial.

¿Existen efectos adversos de esta terapia?

En realidad no, no hay efectos colaterales de consideración, es una terapia ampliamente segura. No obstante, hay que señalar que la EMTr está contraindicada para pacientes que usan marcapasos cardíaco o algún otro dispositivo electromagnético en su cuerpo.

¿Esta terapia sustituye a los medicamentos que el paciente toma?

NO, la EMTr no sustituye el tratamiento medicamentoso actual del paciente y tampoco es necesario suspender la medicación para recibir la terapia. Una ventaja que se puede usar a juicio del médico tratante, es que si el paciente muestra una mejoría evidente de su padecimiento con la EMTr, se puede disminuir el número de medicamentos o disminuir la dosis de los mismos siempre a consideración del especialista encargado del caso.

¿En qué enfermedades neurológicas y psiquiátricas puede ser útil la EMTr?

  • DEPRESION resistente al tratamiento médico
  • Trastorno Bipolar
  • Esquizofrenia y psicosis
  • Migraña (tratamiento abortivo del dolor y preventivo)
  • Neuralgia del trigémino
  • ENFERMEDAD DE PARKINSON y Parkinsonismos
  • ENFERMEDAD DE ALZHEIMER y problemas de memoria
  • EPILEPSIA
  • Tartamudez
  • AUTISMO
  • TRASTORNO POR DEFICIT DE ATENCION E HIPERACTIVIDAD
  • Secuelas de Traumatismo cráneo-encefálico
  • Secuelas de Infarto Cerebral (embolia)
  • Secuelas de Lesión Medular

¿Esta terapia cura las enfermedades antes mencionadas?

NO, la EMTr no constituye una cura para estas enfermedades, no se trata de hacer magia o milagros. No obstante, la EMTr ha demostrado ser útil en el tratamiento de dichas enfermedades ya que es capaz de mejorar el estado actual de los enfermos ya sea en el aspecto cognitivo, conductual, afectivo y sensitivo-motor, según el caso.

¿Qué pacientes son candidatos o se pueden beneficiar con la EMTr?

Esta es una pregunta muy importante, ya que no todas las personas con las enfermedades antes enlistadas son candidatos a la EMTr. Básicamente, los pacientes que pueden beneficiarse con esta modalidad de terapia son aquellos que no se han controlado adecuadamente por medio de los medicamentos u otras alternativas de tratamiento.

Un caso muy ilustrativo es la Depresión, ya que hay muchos pacientes que toman uno o más antidepresivos a dosis altas y aún así se muestran refractarios y no mejoran, estos son perfectos candidatos a la EMTr. Otro buen ejemplo son los pacientes con migraña u otros tipos de dolor de cabeza que a pesar de usar múltiples analgésicos y tratamientos profilácticos, no hallado la mejoría, en estos casos la EMTr ha demostrado su utilidad.

A fin de cuentas, un paciente con una enfermedad neurológica o psiquiátrica, debe ser valorado previamente por el especialista adecuado antes de ser sometido a esta terapia. Siempre recomendamos que la gente se asegure que está siendo valorado por un médico especialista certificado por el consejo de su especialidad.

En conclusión, podemos decir que la EMTr es una terapia novedosa, segura y prometedora y afortunadamente ya contamos con ella en nuestro medio.

Pin It on Pinterest

Share This