La Enuresis Nocturna es uno de los trastornos del sueño más comunes durante la infancia, la adolescencia e incluso, puede llegar a afectar a adultos jóvenes y constituye motivo de gran preocupación de las madres y de la familia en general.

¿En qué consiste este problema?

Consiste en la relajación del esfínter vesical durante el sueño. El paciente se orina mientras duerme, lo cual se observa predominantemente en varones antes de la adolescencia. El problema suele ser crónico y durar varios años, causando gran incomodidad del paciente y sus familiares.

 ¿Cuál es la causa de este trastorno?

Se han sugerido varias causas de este trastorno, entre las que se encuentran factores genéticos, de conducta, psicológicos, tamaño de la vejiga urinaria y alteraciones del desarrollo, sin embargo, la causa sigue en nuestros tiempos siendo desconocida, es posible que intervengan todos los factores anteriores para su aparición.

¿Se trata de un problema urológico?

Las anormalidades urológicas constituyen sólo del 2 al 4% de los casos pediátricos, por lo cual, no se considera un problema urológico como tal.

¿Se trata de un problema psicológico?

Como ya se mencionó, es posible que influyan estos factores, no obstante, no se ha identificado una psicopatología específica en estos pacientes y según investigaciones recientes, los niños enuréticos no suelen tener más problemas psicológicos que los no enuréticos.

¿Qué hacer cuando se tiene este problema?

La valoración urológica y/o psicológica iniciales no son necesarias. La valoración inicial debe realizarse por el pediatra o en forma más directa por el neurólogo o por el especialista en trastornos del sueño.

Tratándose de un trastorno relacionado con el sueño (parasomnia), a los pacientes con Enuresis Nocturna se les debe realizar un estudio de sueño conocido como Polisomnografía, que consiste en monitorizar durante la noche, el sueño del paciente con el fin de conocer la actividad cerebral, respiratoria, cardíaca y muscular durante el mismo.

En el caso particular de los pacientes con Enuresis nocturna, se realiza este estudio con un detector de enuresis y poniendo atención en la actividad electrocerebral para descartar que exista relación con crisis convulsivas nocturnas, en la cual la única manifestación sea la enuresis.

Los pacientes con Enuresis nocturna suelen responder adecuadamente a la terapia con antidepresivos del tipo de los tricíclicos o bien con una sustancia llamada Desmopresina, administrada por vía intranasal, por supuesto, recetados siempre por un médico con experiencia en el tratamiento de este problema.

Pin It on Pinterest

Share This