Desafortunadamente, no para todos los individuos la relación sexual llega a ser completamente placentera y gratificante.

En algunas personas, durante la excitación sexual y el coito puede iniciar una cefalea difusa u holocraneana (en toda la cabeza) y punzante, la cual se intensifica al llegar al orgasmo. Esta situación puede ocurrir  no sólo en caso de coito, sino también durante la masturbación.

A este tipo de cefalea se le conoce actualmente como cefalea sexual benigna. El término “benigna” se le ha dado debido a que en estos pacientes no se hallan alteraciones intracraneales de ningún tipo y por supuesto es una situación que no compromete la vida del individuo.

Pero, ¿Cuáles son las causas o los mecanismos que dan lugar a que se presente cefalea durante o después del acto sexual?

Para responder a esta pregunta, se han dado las siguientes explicaciones:

  1. El primer mecanismo es un  fenómeno miotónico, es decir, un aumento considerable del tono muscular durante el acto sexual, sobretodo en los músculos del cuello, mandíbula y cuero cabelludo.
  2. El segundo mecanismo está relacionado con cambios vasculares como el incremento de la presión arterial y otros cambios hemodinámicos que se dan principalmente durante el orgasmo.
  3. El tercero está en relación a cambios en la dinámica circulatoria del líquido cefalorraquídeo o líquido cerebro-espinal a través de la meninge (membrana que cubre al cerebro) durante el acto sexual.

De los tres mecanismos anteriores, parece ser que el segundo es el más frecuente.

Es importante mencionar, que este tipo de cefalea es más frecuente en el hombre que en la mujer y mucho de estos pacientes tienen historia de migraña no diagnosticada.

Diagnóstico diferencial: Cuando un paciente se presenta en el consultorio del especialista refiriendo este tipo de problema, es de vital importancia establecer un diagnóstico diferencial con cefaleas que pudieran estar causadas por rotura de una malformación vascular o aneurisma. Cuando existen este tipo de alteraciones, ya no se trata de una cefalea sexual benigna, sino de una cefalea como manifestación de una lesión vascular identificada, la cual se rompió y sangró como resultado del esfuerzo realizado durante el acto sexual. En estos casos la cosa si es grave y es necesario hacer exámenes de gabinete como es la Tomografía Axial Computarizada para definir la lesión vascular y su localización. La rotura de un aneurisma, da lugar a algo conocido como hemorragia subaracnoidea y la mortalidad puede llegar a ser muy alta.

La valoración del neurólogo en los casos de cefalea relacionada al sexo, es fundamental precisamente para excluir causas graves de la misma.

El tratamiento consiste en la elección de analgésicos apropiados y a dosis adecuadas. La respuesta es variable en cada paciente pero frecuentemente efectiva.

Como de costumbre, recomendamos evitar la auto-medicación y buscar siempre la valoración de un especialista en el área.

Pin It on Pinterest

Share This